LA OFERTA, UN HOMENAJE ENTRETENIDO HACIA EL PADRINO

El Padrino encabeza la lista de películas favoritas de todos los tiempos para muchos críticos y para muchas personas. Desde la primera línea del filme, «Creo en los Estados Unidos», esta película clásica sobre la mafia es una historia indeleble sobre cómo una familia llega a simbolizar la corrupción de aquello que se llamó el Sueño Americano.

Se podría decir que la serie La Oferta (The Offer), desarrollada por el autor y guionista Michael Tolkin, conocido por haber escrito y adaptado The Player -que trata esencialmente el mismo tema-, en sociedad con Nikki Toscano -prolífica productora de series variadas como Revenge, Bates Motel y Hunters-, trata más de cómo casi la película no se realizó que sobre cómo fue filmada. Se centra en el equipo de producción y no en el aspecto creativo del largometraje. El enfoque explica al público en general lo que, en definitiva, hace un productor.

La Oferta es la historia contada desde la perspectiva del productor Al Ruddy (interpretado por Miles Teller), en la que el principal gestor de la producción fue él mismo y en la que, según cuentan, tanto Francis Ford Coppola (Dan Fogler) como el escritor Mario Puzo (Patrick Gallo), así como los jefes de Paramount -Robert Evans (Matthew Goode) y su vice, Peter Bart- fueron personajes un tanto secundarios, en el contexto de la crisis económica que vivía Paramount Pictures a comienzos de la década de 1970. No casualmente este estudio produce la serie y la estrena en su canal justo al cumplirse 50 años del estreno de El Padrino.

Ruddy, el mencionado productor de El Padrino, ocupa el lugar central. Vemos su historia, siendo un ex empleado de una corporación internacional, quien casi de la nada se las arregla para producir la exitosa Hogan’s Heroes para CBS, una serie que en su momento tuvo cierto éxito en los Estados Unidos. Su personalidad es una mezcla de agresividad, encanto y mente analítica que encaja –según la serie- a la perfección en Hollywood y en la producción de películas. Así, se abre paso a los codazos en medio de Paramount y cae en la órbita de Evans, quien lo contrata como productor y le pide que lleve a la pantalla la novela bestseller titulada El Padrino, un proyecto en la mira del jefe de la mafia Joe Colombo, enojado porque la novela de Mario Puzo supuestamente denigra a los italoamericanos.

La miniserie tiene buenas interpretaciones, comenzando con la de Miles Teller como Ruddy, sin olvidar a Juno Temple, su intrépida asistente, Bettye McCartt ni a Dan Fogler como el propio Coppola.

Sí: La Oferta da un pantallazo sobre la producción de El Padrino a grandes rasgos. El tema que atraviesa toda la serie es el vínculo que la producción creó entre el elenco, el equipo, los productores y, sí, los mafiosos. En medio de esta mezcolanza, al final, todos buscan superar sus diferencias y unir fuerzas por el bien común…

Por supuesto, esto no se dio así: el enojo entre Evans y Coppola duró décadas y esta ruptura nunca se aprecia en la serie en toda su dimensión. En términos generales, son varios los que participaron en la producción de El Padrino que han puesto en duda muchas de las cosas que muestra esta producción.

El efecto que a veces puede generar La Oferta es como si se escuchara a un veterano de Hollywood contar historias de guerra ligeramente increíbles a lo largo de diez horas. Justamente, muchas críticas subrayan que es una especie de caricatura facilista, en donde la búsqueda de humanidad -especialmente, en los gánsteres- evitó construir profundidad en los personajes a nivel individual y coral -algo que, precisamente, en El Padrino se da de manera magistral.

Aunque sí se puede apreciar, de manera sutil, que en distintas secuencias se superponen escenas de violencia con otras de cierta normalidad doméstica, en homenaje a famosas escenas de El Padrino como la del bautismo/asesinatos de líderes mafiosos, o el intento de asesinato del Don comprando frutas en la calle, acompañado por un inoperante Fredo.

También hay críticas que destacaron que esta serie es un compendio de anécdotas para los seguidores del filme clásico de Coppola, con citas -como la de los famosos cannoli, mencionados en las primeras líneas del capítulo uno- para que los fanáticos aburran a sus hijos y amistades -“¡mira!, acá es donde se hace referencia a ese guion que luego sería Paper Moon!”.

La serie lo sabe y no se interpone. Eso sucede, en parte, por no tratar de acercarse o de ser tan buena como El Padrino, esa obra maestra que recordamos por su temeraria iluminación o su cinematografía, por sus actuaciones únicas o por su escala épica. 

No obstante, aunque las distintas críticas pudieran tener algún grado de asidero, la serie es sin dudas un agradable entretenimiento, que se empeña en mostrar lo que implica la producción cinematográfica, tanto de un clásico de todos los tiempos como El Padrino, como de la industria audiovisual en general: tropiezos, escollos varios, lealtades, traiciones, en medio de algunas satisfacciones que siempre surgen.

Además, tiene buenas interpretaciones, comenzando con la gran actuación de Teller como Ruddy, que se convierte en el centro de la serie; sin olvidar a Juno Temple -la intrépida asistente de Ruddy Bettye McCartt-, y a Dan Fogler -como Francis Ford Coppola-, destacando al arriesgado Matthew Goode y su buena performance como Evans.

Aunque la serie no sea una obra maestra como el filme en torno al que gira, La Oferta tiene una especie de elegancia irónica, como un artefacto de nuestros tiempos por el que nos podemos asomar a ese Hollywood de finales de la década de 1960 y comienzos de la de 1970, cuando las películas y la televisión estaban en un proceso de cambio y renovación.

Justin Chambers como Marlon Brando en La Oferta, serie original de Paramount+ . Foto de Nicole Wilder/Paramount + ©2022 Paramount Pictures.

La década de 1970 fue un tiempo diferente tanto para el cine como para la televisión. Hollywood estaba en una extraña y pocas veces repetida dinámica, en donde distintos visionarios como Coppola y Scorsese, o Peter Bodganovich y Robert Altman, o Warren Beatty y Paul Schrader, por mencionar solo a algunos,  eran quienes estaban dándole forma al espectáculo, haciendo buenas y originales películas, oxigenando a una industria en declive. Como dice Evans en una de las escenas de la serie: “No podemos estar detrás de lo que audiencia quiere ver; lo que necesitamos es mostrar lo que se debe ver”.

Se puede concluir que La Oferta es una serie entretenida que parece estar cómoda en la contradicción y hace gala de ella. Hace una oda al productor, y le da al espectador -menos consciente de los obstáculos y los riesgos de una producción cinematográfica- una visión privilegiada del proceso.

En este sentido, los guionistas se tomaron varias libertades creativas, licencias artísticas que se aprecian claramente. Pero si el espectador puede tolerar esto, podrá disfrutar de esta serie por lo que es: una historia clásica de desamparados  que ven que el éxito lo pueden tener a la vuelta de la esquina pero que se les escapa más y más.PP

La Oferta (The Offer). Miniserie de televisión por streaming. Drama. Cine dentro del cine. Dirección: Michael Tolkin (creador), Dexter Fletcher, Adam Arkin, Colin Bucksey, Gwyneth Horden-Payton. Reparto: Miles Teller, Matthew Goode, Dan Fogler, Juno Temple, Giovannu Ribisi, Burn Gorman, Colin Hanks, Patrick Gallo, Josh Zuckerman, Nora Arnezeder, Jake Cannavale, Anthony Ippolito, Frank John Hughes. Productora: Paramount Televisión.  Distribuidora: Paramount+. Estados Unidos, 2022.

Síguenos y haz click si es de tu gusto:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Instagram